Translate

jueves, 29 de octubre de 2015

¿De verdad tu perro necesita un abrigo?

He escuchado opiniones de todo tipo sobre el tema. Generalmente hay asombro y se piensa que un perro no necesita ningún abrigo de lana, porque ya tiene su propio pelo. ¿De verdad? La cosa no está tan clara. No es extraño ver a un perro temblando de frío.

 Hace algún tiempo vi en una tienda de ropa para caballero una sección de ropa para perros, a juego con las de sus dueños. Más allá de cuestiones estéticas, donde hay libertad de opiniones, la ropa de abrigo es algo más que un adorno para nuestras mascotas.

Los perros tienen su propio sistema de protección contra las bajas temperaturas, pero algunos no están genéticamente adaptados al entorno donde viven. Todos los veterinarios a los que he consultado coinciden más o menos en sus respuestas. Generalmente, los perros sanos no necesitan ninguna prenda de abrigo, pero tampoco les perjudica.  Lo peor son los cambios bruscos de temperatura en invierno, sobre todo en razas de pequeño tamaño o de pelo corto. De igual manera influye la edad y el estado de salud. Para un perro pequeñito y enfermo un abrigo no es un adorno, es una necesidad.

La pequeña Noa necesita abrigarse  en invierno


Por otro lado, los perros grandes, con pelo denso, como el san bernardo, malamute o husky, se adaptan perfectamente al frío y no necesitan ningún tipo de abrigo.

Un tema diferente es el material del abrigo. La lana proporciona bastante calor, pero habrá que lavarlo con mucha frecuencia, y puede producir picor en nuestra mascota. Mejor una mezcla con algodón o acrílico.  La talla también es importante, debe encajarle sin oprimir.

Si estás pensando en tejer un abrigo para tu mascota, en este enlace encontrarás un patrón fácil de seguir: Labores de crochet.

Saludos y ¡feliz crochet!

lunes, 26 de octubre de 2015

Portavelas de color verde en punto fantasía

Me gustan los portavelas. Eso ya lo sabéis. Cada vez que veo un frasco de cristal, doy vueltas hasta que encuentro un punto que me guste. Aunque hoy no reciclo un bote de conservas o un vasito de yogur, sino un portavelas que compré hace tiempo con la mecha gastada. Después de lavarlo le di nueva vida con un poco de ganchillo. Tiene una forma cónica muy bonita y la base es bastante gruesa, por lo que no hay que colocar nada en ella para evitar desperfectos en la superficie donde lo coloquemos.  Tampoco tiene las líneas típicas de los botes, permitiendo una labor que no llegue al borde. En lugar de un portavelas, podéis usar cualquier vaso con esta forma.



Si usáis hilo de color rojo o dorado, quedará muy muy navideño

Al tratarse de una labor pequeña solo necesitaremos un poco de hilo fino, una aguja del número 2 y unas 70 cuentas de cristal (puedes ser más o menos en función del tamaño de la labor. Yo aconsejo insertar algunas cuentas de más.

Comenzamos ensartando todas las cuentas en el hilo. A continuación tejemos tantas cadenetas como sean necesarias para rodear el perímetro de la base, siempre que sea una número par. Comenzamos a tejer siguiendo el gráfico. Cuando tengamos la altura deseada, cerramos la labor y la cosemos. Ahora tejemos en la base Unimos los dos tres vueltas en punto bajo, enlazando los puntos solo en la hebra trasera.



El punto fantasía es algo elástico y encajará bien en la parte más ancha del portavelas. Como podéis comprobar en la foto, vamos tomando las cuentas para situarlas entre abanico y abanico.



Si os animáis a tejer este portavelas, me encantará conocer vuestro trabajo.


jueves, 22 de octubre de 2015

Bufanda infinita en punto piña (puff) y punto V

El otoño avanza, las temperaturas comienzan a bajar y hay que prepararse para que el frío no nos pille sin una prenda cálida. Es el momento de pensar en bufandas y otras prendas de abrigo.

Si ya habéis probado a tejer con punto piña (puff en inglés), habréis comprobado que es un punto muy vistoso. En una bufanda queda especialmente bonito, sobre todo si se usa un ganchillo grueso y lana algo más fina. El resultado es una prenda esponjosa y cómoda. El punto piña que he usado en esta ocasión es un poco más grueso, con cinco lazadas en lugar de tres. Es un trabajo para tejedoras y tejedores de nivel intermedio.



Para tejer una bufanda infinita como la de la foto necesitaréis los siguientes materiales:
-dos ovillos de 100 gramos (sobrará), de grosor medio,
-ganchillo del número 4,5,
-tijeras.

Comenzamos tejiendo 200 cadenetas y unimos los dos extremos con un punto deslizado (si preferís tejer un cuello, comenzamos con 90 cadenetas). Marcamos la unión con un marcador de vueltas y a continuación tejemos dos vueltas de medias varetas. Este momento es muy importantes porque no debe girarse el tejido. Para la combinación de puntos piña y v seguid el tutorial de este enlace. Tejed tantas vueltas como consideréis necesarias (yo he tejido 20, pero pueden ser más), teniendo en cuenta que debe acabar en punto piña.

Finalizamos nuestra bufanda con dos vueltas de medias varetas. El ribete se hace tejiendo cuatro puntos bajos en el mismo punto, saltad dos puntos y en el siguiente, un punto deslizado, saltad dos puntos y en el siguiente, cuatro puntos bajos. Repite hasta el final de la vuelta.




Ya estamos preparadas cuando llegue el frío, ¿no os parece?

lunes, 19 de octubre de 2015

Portavelas de crochet amarillo

Darle nueva vida a un bote de conservas es muy fácil. Solo hace falta un poquito de hilo, ganchillo y ya tenemos un portavelas para dar calidez a cualquier escena nocturna.

Hasta ahora había hecho pequeños portavelas (reciclando vasos de yogur), pero me apetecía tener alguno más grande. Bueno, en realidad, he hecho dos con puntos diferentes para que podáis ver la diferencia de luz que emite cada uno. Uno está tejido con punto malla o red (a la izquierda), y emite una luz más bonita porque el calado es pequeño. Sin embargo, cuando apagamos la vela, no es tan lucido. El portavelas de punto fantasía, en cambio, queda muy bonito a la luz del día.


Portavelas de la izquierda tejido en punto red; a la derecha, punto fantasía

Os dejo con el gráfico del portavelas con punto fantasía. Es algo más complejo, aunque apto para principiantes.
Materiales:
-Un frasco o bote de tamaño medio (como la palma de la mano).
-Hilo y aguja del número 2 (cualquier resto os servirá)
-Tijeras y aguja lanera.

Comenzamos tejiendo tantas cadenetas como sea necesario para abarcar todo el perímetro de frasco, teniendo en cuenta que debe ser múltiplo de 20, más dos cadenetas de subida. Es mejor tejer dos o tres cadenetas de menos, porque el tejido cede un poco. Tejemos según el gráfico hasta alcanzar la altura deseada y cosemos el tejido con una aguja lanera. En la base hacemos una vuelta en punto bajo. Y ya está preparado para colocarlo en el frasco.

Punto fantasía

En la fotografía de abajo se puede apreciar la diferencia de luz entre los dos portavelas.

Diferencias de la luz que emiten

NOTA. Es importante colocar en la base del portavelas piedras o canicas para que el calor no estropee ninguna superficie. Y recuerda: NO toques el cristal mientras la vela está encendida, ¡QUEMA!, espera a que se enfríe.

Saludos y ¡feliz crochet!

jueves, 15 de octubre de 2015

Alfombra tapestry

Tejer una alfombra circular no suele presentar ningún problema si se hacen los aumentos correspondientes. Salvo si se emplean puntos complejos, no es el caso de la alfombra de hoy, una alfombra se teje siguiendo la siguiente progresión:
1. Doce cadenetas en anillo mágico.
2. Un aumento en todos los puntos de la vuelta anterior.
3. Un punto, un aumento.
4. Dos puntos, un aumento.
En la siguiente vuelta son tres puntos y aumento; en la siguiente, cuatro puntos y aumento, y así sucesivamente hasta alcanzar el tamaño deseado.

Si se hacen cambios de color, se sigue la misma progresión. Cuando se quiere tejer una alfombra con la técnica tapestry, hay que tener en cuenta los aumentos para no deformar el dibujo, y creedme, esta es la parte más difícil. Después de varios intentos fallidos condiferentes dibujos, decidí seguir el patrón de Susimiu que tiene una estrella central muy bonita. Podéis verlo aquí.

Como la intención era tejer una alfombra de más de un metro de diámetro (la de la foto mide 115), le añadí  varias vueltas y unos rombos situados entre las puntas de la estrella. Necesité cuatro ovillos de color azul marino y dos en color celeste, todos de 800 gramos.

Toda la alfombra está tejida con puntos altos o varetas (un total de 17 vueltas). En la vuelta 18 cambiamos de color y la tejermos en punto bajo para crear una pequeña cenefa. Terminamos la alfombra con una vuelta de puntos deslizados en azul marino.


Espero que os animéis a tejer alfombras con la técnica tapestry. Espero vuestros comentarios.

Salud y ¡feliz crochet!

lunes, 12 de octubre de 2015

Patrón para un aplique de hoja de arce de crochet

El mes de octubre casi ha llegado a su ecuador  y el paisaje en algunas zonas se está volviendo dorado. No podemos negarlo, el otoño está aquí y aunque las temperaturas son benignas, celebramos esta bonita estación del año con los colores que más la caracterizan: amarillos, naranjas y un poco de blanco.



Hojas de arce


Una de las hojas más representativas del otoño son las de arce, y si vosotros también queréis tejer unos bonitos apliques con esta forma, podéis seguir un sencillo patrón, apto para principiantes que ya hayan tejido alguna labor circular y conozcan los puntos básicos. El aplique es pequeño porque he usado hilo para una aguja del número 3, de lado a lado mide seis centímetros y ocho desde la punta hasta el rabito.


Materiales
- Hilo de algodón de varios colores. Para el otoño el naranja y amarillo son ideales, pero cualquier color servirá; todo dependerá del uso que le vayáis a darle.
- Aguja adecuada al grosor del hilo.
- Tijeras.

Patrón
1: Tejer diez varetas en un círculo mágico (la primera vareta se forma con tres cadenetas). Cerrar con un punto deslizado. 
2: En esta vuelta tenemos que hacer un aumento en todos los puntos de la siguiente manera (de aquí en adelante, los corchetes indican el aumento en cada punto): [dos puntos bajos], [un punto bajo, media vareta], [tres medias varetas], [dos varetas], [tres varetas], [dos varetas] [tres medias varetas] [media vareta, un punto bajo], [dos puntos bajos]. Terminar la vuelta con un punto deslizado.

Al acabar la vuelta, tejemos ocho cadenetas para el rabito de la hoja. En el segundo punto desde el ganchillo, enlazar el hilo y continuar con puntos deslizados hasta llegar al círculo formado en el anillo mágico.

3: Ahora tenemos que tejer los cinco picos de la hoja de arce del siguiente modo:
Primer pico: [un punto deslizado, un punto bajo], [media vareta, un piquito de dos cadenetas -un poquito son dos  o tres cadenetas cerradas en el mismo punto-, media vareta], un punto bajo, un punto deslizado.

Segundo pico: [un punto bajo, media vareta], [una vareta, un piquito de dos cadenetas, una vareta],
[media vareta, un punto bajo], un punto deslizado. 

Tercer pico: [un punto bajo, media vareta], [media vareta, una vareta], [una vareta doble, un piquito de dos cadenetas, una vareta doble], [una vareta, media vareta], [media vareta, punto bajo], punto deslizado.


Detalle


Repetir en este orden los puntos del segundo y primer pico. Cerrar la labor con un punto deslizado y esconder los cabos en el revés de la hoja.

Espero que os guste este patrón e inundemos el otoño con hojas doradas.

Saludos y ¡feliz crochet!


jueves, 8 de octubre de 2015

Alfombra rectangular de trapillo

Una alfombra sencilla, fácil de tejer y quedará bien en cualquier rincón de la casa. Mide 80 x 110 centímetros, pero si queréis una más grande, solo tenéis que añadir cuadrados.

El trapillo estampado da un toque original


Materiales
-4 ovillos de 800 gramos de trapillo estampado blanco, rosa y gris.
-ganchillo del número 10,
-tijeras,
-marcador de vueltas,
-aguja para coser trapillo.

Para tejer la alfombra haremos 6 cuadrados, tejidos en espiral, es decir, sin cerrar las vueltas, y tomando solo la hebra trasera en el aro que se forma en cada punto.

El patrón para cada cuadrado es el siguiente:

1: Cuatro cadenetas unidas con un punto deslizado.
2: En el círculo que se forma, tejer una cadeneta y 8 puntos bajos.
3: *Punto bajo en el siguiente punto, tres puntos bajos en el siguiente punto. Repetimos desde * tres veces más.
4: *Punto bajo en los siguientes dos puntos bajos, tres puntos bajos en el siguiente punto, punto bajo en el siguiente punto. Repetimos desde * tres veces más.
5: *Punto bajo en los siguientes tres puntos bajos, tres puntos bajos en el siguiente punto, punto bajo en los dos siguientes puntos. Repetimos desde * tres veces más.
6: *Punto bajo en los siguientes cuatro puntos bajos, tres puntos bajos en el siguiente punto, punto bajo en los tres siguientes puntos. Repetimos desde * tres veces más.
7: *Punto bajo en los siguientes cinco puntos bajos, tres puntos bajos en el siguiente punto, punto bajo en los cuatro siguientes puntos. Repetimos desde * tres veces más.
8: *Punto bajo en los siguientes seis puntos bajos, tres puntos bajos en el siguiente punto, punto bajo en los cinco siguientes puntos. Repetimos desde * tres veces más.
9: *Punto bajo en los siguientes siete puntos bajos, tres puntos bajos en el siguiente punto, punto bajo en los seis siguientes puntos. Repetimos desde * tres veces más.
10: *Punto bajo en los siguientes ocho puntos bajos, tres puntos bajos en el siguiente punto, punto bajo en los siete siguientes puntos. Repetimos desde * tres veces más.
11: *Punto bajo en los siguientes nueve puntos bajos, tres puntos bajos en el siguiente punto, punto bajo en los ocho siguientes puntos. Repetimos desde * tres veces más.
12: *Punto bajo en los siguientes diez puntos bajos, tres puntos bajos en el siguiente punto, punto bajo en los nueve siguientes puntos. Repetimos desde * tres veces más.
13: *Punto bajo en los siguientes once puntos bajos, tres puntos bajos en el siguiente punto, punto bajo en los diez siguientes puntos. Repetimos desde * tres veces más.

Detalle de los puntos usados


Cuando tengamos los seis cuadrados tejidos, los cosemos por la parte trasera.

El ribete o borde de la alfomara enganchamos el trapillo en una de las esquinas y tejemos tres vueltas de puntos bajos, enlazados "en el punto", en lugar de hacerlo "entre puntos". En las esquinas tejemos un punto bajo, una cadeneta, un punto bajo, para evitar que se rice.

Hacemos una vuelta más con un pequeña puntilla de tres cadenetas, enlazadas con puntos deslizados cada dos puntos.

Termianos la alfombra con un bordado de puntos deslizados entre los cuadrados y el ribete.

Saludos y ¡feliz crochet!


lunes, 5 de octubre de 2015

Consejos sobre fotografía tejeril

Pensar en el patrón perfecto, encontrar el ovillo adecuado, tejer durante horas (o días), todo con mucho mimo. Una vez terminado el trabajo toca hacer una fotografía para compartirla en las redes sociales, blog o nuestro archivo personal, pero... ¡desastre! La foto está movida, oscura,  no hay detalle, lo mismo puede ser punto bobo que varetas porque no se distingue nada de nada. Un trabajo tan primoroso y la foto no hace justicia. ¿A quién no le pasado?

Ante este desastre, ¿qué debemos hacer? Lo primero, respirar con tranquilidad porque para cada problema hay una solución. Por suerte, Patrones para amigurumis ofrece algunos consejos útiles para fotografiar tus amigurumis. Después de leer con detenimiento el artículo, creo que la mayoría de las sugerencias también se pueden aplicar a otro tipo de trabajos de crochet o tejido. Destaco cuatro consejos que considero imprescindibles, pero hay más, y su lectura es muy recomendable:

-Luz natural, pero sin sol directo, para evitar sombras molestas. El flash y la falta de luz no suelen favorecer ni resaltar la labor.

-Fondos neutros, libre de elementos que puedan distraer. Se puede conseguir con una cartulina. A veces me he decidido por fondos de color intenso y el resultado no termina de convencerme.

El fondo fucsia es demasiado intenso

-Hacer muchas fotografías y elegir la mejor.

-Corregir pequeños defectos en el ordenador. No hace falta ser un especialista. Unos sencillos y  tenues retoques de brillo y contraste pueden marcar la diferencia.

A esta pequeña lista, considero importante que la fotografía ayude a saber las proporciones o el tamaño de la labor. Se puede conseguir colocando al lado algo de tamaño conocido.

Un lápiz de una conocida tienda de muebles ayuda a saber las dimensiones

Pero si somos ambiciosas y queremos enseñar el paso a paso de nuestro trabajo en Youtube, esta pequeña guía os ayudará a llegar a más gente.

-Título claro, sencillo, fácil de encontrar, con clara referencia al contenido.

-Descripción y etiquetas para facilitar las búsquedas.

-LUZ. Es lo más importante. Sin una buena luz, no se pueden seguir las explicaciones, o se hace muy difícil, aunque el trabajo nos encante. Siempre es preferible la luz natural a la artificial, salvo que tengas un estudio profesional, con unos buenos focos y reflectores.

-Hay que evitar los ruidos de fondo. Distrae mucho oír ladridos o un motor en marcha (no exagero, a veces los he oído) durante una explicación. Al igual que pasa con la luz, si no disponemos de un equipo de sonido profesional, es mejor elegir una lugar alejado de molestos ruidos.

-Contenido breve. Si dura más de 15 minutos, la gente suele perder interés. Si el tipo de labor requiere más tiempo, es mejor hacer varios vídeos y etiquetarlos de manera adecuada.

-Explicación sencilla y lenguaje claro, es decir, si tejemos una bufanda en punto bajo, no es necesario dar una conferencia sobre la historia de las bufandas.

-En crochet la explicación oral es importante, pero no es imprescindible. Puede sustituirse por subtítulos que ayuden a la comprensión del paso a paso.

- No debemos renunciar a nuestro estilo personal, porque eso nos caracteriza. En mi caso, prefiero música de fondo y subtítulos, pero esta es mi opción. Hay otras, elegid la que más os guste.



-Por último, no olvides contestar a los posibles comentarios que tus seguidores.


¿Os han servido de ayuda estos consejos? Espero vuestros comentarios.

Saludos y ¡feliz crochet!

jueves, 1 de octubre de 2015

Ideas para un Halloween 100x100 crochet

Halloween se acerca y pronto todo comenzará a decorarse con motivos "terroríficos". Si estáis pensando en tejer algún disfraz o un pequeño detalle para casa pero todavía no os habéis decidido, espero que esta selección os ayude.

Todos los trabajos seleccionados tienen patrón gratuito, excepto la máscara, que es de pago.

RedHeart  tiene estos originales y fantasmales posavasos. El patrón en inglés, pero con un poco de práctica, podemos tejerlo sin dificultad.

Fuente: Redheart

¿Os vais a disfrazar? Entonces nada mejor que el clásico sombrero de bruja. El patrón está también en inglés. Podéis verlo en sheknows.

Fuente: sheknows




Siguiendo con el tema brujeril, Arangurumi nos explica cómo tejer esta encantadora brujita. Este patrón sí está en español. El detalle de la escoba me parece muy bonito. Puedes regalarla o usarla como decoración. Tú decides.

Foto cortesía de Arantxa de Arangurumi

Otra idea para disfrazarse es esta máscara de Farrah for 365 crochet. Lo podéis ver en la red social para tejedoras y tejedores Ravelry. Como indicaba al inicio de este post, el patrón es de pago.

Fuente: Ravelry


Termino la selección con una calabaza que tejí el año pasado.  Gustó mucho a todos los niños que pasaron por casa. El patrón en este enlace: crocheten80labores



Saludos y ¡feliz crochet!